viernes, 9 de diciembre de 2016

LA CARIDAD: "Noche de Virtud y Ronda de Pasión". Ronda Lírico Pasional Luis Pastrana Giménez. Cofradía Santo Cristo del Desenclavo. Jueves Santo, 2 de abril de 2015. Por Gonzalo Márquez.



Finalizada la festividad de la Inmaculada Concepción, se acercan días de más celebraciones, comenzando la del próximo 18 de diciembre, la mariana de la "Expectatione Partus Beatae Mariae Virginis", más popularmente conocida como festividad de Nuestra Señora de la Esperanza, llegaremos a la Nochebuena y Natividad del Niño Dios, el día de la Sagrada Familia, la celebración del comienzo de un Año Nuevo, la festividad de la Circuncisión de Jesús, del Dulce o Santo Nombre de Jesús, y la Epifanía o día de Reyes. Todo ello en apenas un mes. Serán días de recordar las necesidades de los más desfavorecidos, de benevolencia, de buenas intenciones y de intenciones de renovación. Se multiplicarán los actos que de diversa índole tratan de recaudar fondos, juguetes, ropa, o alimentos. Desde luego, un pequeño esfuerzo común para los que tenemos suerte de vivir con cierta comodidad. 

"Hogar de la Caridad". Plaza de Puerta Obispo. León. Foto Miguel Veny. 2015Sin embargo hay personas y espacios donde la labor por ayudar al prójimo se produce día a día, año a año, y ya desde hace 100.

Me gustaría compartir hoy, desde aquí, un fragmento de la Ronda Lírico Pasional Luis Pastrana Giménez, que la cofradía organizadora me encargó para llevar a cabo en la madrugada del Jueves Santo del año 2015 y que me llevó a hablar de la Virtud de la Caridad en el lugar en León, donde ese milagro se produce con continuidad, sin estacionalidad, protagonizada por los que menos tienen y por quienes les dedican su tiempo. 

Nunca olvidaré la presencia de las hermanitas Sirvientes Hijas de la Caridad, y al frente su superior, María Jesús Paularena cuando esperaban a la comitiva de la cofradía del Desenclavo, que por 10 minutos allí se detuvo para contar y transmitir, cual es de importante su labor, la de la Caridad.


 
Ronda Lírico Pasional "Luis Pastrana Giménez".
Cofradía Santo Cristo del Desenclavo. 

"Noche de Virtud y Ronda de Pasión" 

León, Jueves Santo, 2 de abril de 2015
Por Gonzalo Márquez García.




Fe, Justicia, Fortaleza y Templanza son las virtudes que han protagonizado hasta ahora, esta Ronda Pasional y cofrade de la Semana Santa, que la hermandad del Desenclavo me encargó mantener este año de 2015, y que ahora, siguiendo la enseñanza de San Martín, nos reúne a todos en el lugar de León donde la Caridad se demuestra día tras día.


Este entorno de la Plaza Puerta Obispo, recoge en su denominación lo que ya no existe, la romana Puerta Principalis Sinistra, que desde el año 917 se conocía ya por el nombre de Puerta Obispo. Edificio que, según una Real Orden del 15 de agosto de 1910, fue derribado junto con otras construcciones adosadas, tras la orden que dio el Gobernador Civil de León al arquitecto municipal Manuel de Cárdenas el 12 de diciembre de 1910. 


También existe otra plaza, la de San Salvador del Nido, que recuerda la iglesia que existió en este entorno, derribada en junio de 1967, y que ya existía en 1148, cuando el rey leonés Alfonso VII donó el templo a la Colegiata de San Isidoro. En esta iglesia parroquial también existieron cofradías, la del Santo Nombre de Dios, del Santísimo Sacramento, de Ánimas, y la de Nuestra Señora de la Piedad, con una imagen titular atribuida al escultor Bautista Vázquez, y que se puede ver participando en la procesión del Corpus de la Catedral de León. 


Y más cofradías hubo en este entorno, ya que en la existente iglesia de San Pedro de los Huertos, tuvieron casa las de San Cayetano, San Torcuato, la de San Andrés y la de Nuestra Señora de la Natividad. 


Barrio cofrade, también, este al sureste extramuros de la ciudad que acogió a tejedores, panaderos y serradores, a la sombra de la única torre romana que Almanzor dejó en pie en sus destructoras incursiones en León, la de los Ponce, que atrás dejamos al salir por la escalinata norte de la Plaza Mayor.


Pero ante todo, una mujer cuidando de unos niños, igual que hace Nuestra Señora del Rosario de la iglesia de Santa Marina, nos trae aquí, como la primera virtud entre todas, la Caridad, la muestra fundamental de amor por el prójimo, la actitud que desde el Concilio de Trento se destacó para acceder a la salvación por encima de la Fe y la Esperanza, las otras dos virtudes teologales. Por ello, de entre todas las Virtudes, la más importante es la Caridad, por eso esta noche, era importante llegar hasta aquí, con el esfuerzo que supone hacer este largo recorrido que propuse a la cofradía del Santo Cristo del Desenclavo, para la Ronda Lírico Pasional de este año.


El 18 de noviembre de 1906, se funda en León la Asociación Leonesa de Caridad, como heredera de la Asamblea provincial de la Cruz Roja, y adquiere el 18 de mayo de 1907 la casa de los Cabero al Canónigo Cayetano Sentís y Gran, solicitando un préstamo a la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de León, con el fin de atender a los soldados maltrechos de la Guerra de Cuba y los obreros y campesinos parados de León, estando desde aquel origen, en directa colaboración con las Hijas de la Caridad, que aúnan dedicación y esfuerzos desde 1907.


Este es el inicio sintetizado de una asociación que bien podría ser llamada cofradía, y cuya historia de más de 100 años fue publicada en el año 2006 por Alejandro Valderas.


120 voluntarios, las cuotas de 469 socios, la coordinación con caritas diocesana que no tiene comedor social, la colaboración con la obra San Vicente de Paúl, y las nueve hermanas sirvientes Hijas de la Caridad, posibilitan, que hoy, Jueves Santo, desayunen aquí unas 80 personas, que puedan comer 112, y que la noche pasada, cenasen un centenar. Que tres mujeres maltratadas, con hijos, puedan ser atendidas y protegidas, y todo ello sin valorar credo, ni sexo, ni edad, de los que aquí acuden, y siendo todos recibidos respetando su cultura.


José Carlos Barrionuevo Torrellas, vicepresidente de la Asociación leonesa de Caridad, me afirmaba literalmente que, "Vivimos del milagro diario", y solo ver la sonrisa y cordialidad de trato de María Jesús Paularena, superior de las Hermanas Sirvientes, hace comprender lo importantes que son las personas para el resto de las personas. Y, ahora, con la Caridad como estandarte, me pregunto, si merece la pena abonar la cuota en las cofradías de las que soy hermano y por cuya devoción me pongo mi hábito de penitencia una vez al año, o si es mejor dejar de serlo y usar ese poquito dinero para que esta asociación, posiblemente la mejor cofradía de León, la más importante si lo fuera, lo use con el mejor fin que pueda haber.


Aunque también creo, que en las cofradías de la Semana Santa de León es posible lograr este fin, y permitidme tan solo cuatro apuntes y que me traslade ahora a Sevilla, porque si trajimos las agrupaciones musicales para acompañar nuestros pasos, también podemos mirarnos en otros espejos. 


La primera cofradía en Sevilla en fundar una bolsa de caridad fue la del Gran Poder en el año 1953. La hermandad de los Javieres, destina en este momento un 50% de sus ingresos a caridad, y la cofradía de San Gonzalo recoge en sus estatutos la obligación de destinar un mínimo de un 20% de sus recursos económicos a caridad, en el presente es un 40%, y así todas y cada una de las hermandades sevillanas. Pero aún es más si hablamos de los economatos sociales de los barrios, y del proyecto Fraternitas, el que une a todas las cofradías en la acción social, de caridad y ayuda en el barrio de las 3000 viviendas, cuya dirección y coordinación recae actualmente en Maruja Vilches, mi Hermana Mayor de los Javieres, una de las cinto primeras mujeres en ponerse el hábito de penitencia nazarena en la Sevilla cofrade moderna. Fue en 1985, con una autorización especial del hoy cardenal franciscano emérito de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo, el vallisoletano que pregonó la Semana Santa de León en el año 2011.


La Asociación leonesa de Caridad, ha logrado recaudar en el pasado año 2014, 380.000 euros, teniendo un déficit en este momento de 26.000 euros, porque no solo proporciona acogida a mujeres maltratadas, y alimento a quien lo necesita, también facilita duchas, lavado de ropa y planchado de la misma a los más abandonados.


Entre los colaboradores con la Asociación leonesa de Caridad de León, aparte de recibir 71.500 euros en subvenciones, se encuentra el banco de alimentos, Alimerka, Merkadona, Lácteas San Vicente, Patatas hijos de José Luis Gómez, legumbres de Santa Maria del Páramo de Fernando Álvarez Carbajo, el pan corre a cargo de la Fundación CEPA González Diez de Vegaquemada, que además proporciona material para la cocina. También colaboran Alimentos Naturales Sociedad Anónima, Aceite Carbonell de Córdoba, Comercial Oblanca, Gestoría Arturo Labanda, en informática la empresa Proconsi, la fundación Benéfica Fernández Peña, la fundación San Antonio abad del Cabildo Catedralicio de León, el Hospital y hermanos de San Juan de Dios, los Padres Capuchinos de la iglesia de San Francisco, y las parroquias, de San Marcelo y de San Salvador del Nido, junto con el Cabildo de San Isidoro, y la Escuela leonesa de hostelería.


Y es cierto que en las cofradías leonesas hemos avanzado en el compromiso con la Caridad, la que se nos muestra de frente a vosotros, pero aún no de un modo autoregulado, estable y continuado. Incluso es cierto que algunas cofradías han colaborado con la Asociación Leonesa de Caridad, aportando, entre todas, y económicamente el año pasado, (2014) unos 4.600 euros en total, y tan solo, haciéndose cargo de algunas comidas puntuales, o entregando algún pequeño donativo, aparte de aportar algunas mantas y la entrega de alimentos perecederos en Navidad, porque parece que el resto de los meses del año, no debe haber necesidad. 


Las cofradías que han ayudado en algo a la Asociación Leonesa de Caridad, también hay que decirlo, han sido las del Glorioso y Milagroso Pendón de San Isidoro, Dulce Nombre de Jesús Nazareno, Santa Marta y la Sagrada Cena, Real Hermandad de Jesús Divino Obrero, Siete Palabras de Jesús en la Cruz, Nuestro Señor Jesús de la Redención, Maria del Dulce Nombre y Santo Sepulcro-Esperanza de la Vida.


Este rincón no se destaca por el paso de procesiones de nuestras cofradías de Semana Santa, apenas Jesús Obrero y el Gran Poder rozan lateralmente los muros de este centro de la Caridad leonesa. Sin embargo, esta asociación subraya el sentido que una cofradía ha de tener, y por lo que debemos entender su nombre. 


Cofradías, iglesia, igualdad, tradición, modernidad y Caridad, son conceptos que no están reñidos, es más, pueden ir de la mano, o deben ir de la mano, como así se demuestra, y este ha de ser el camino en nuestras cofradías de León, si lo que buscamos es perpetuarlas como tal. 


Y así, este mantenedor se resiste a perder la Esperanza para que la Semana Santa de León sea más que unos simples logotipos en carteles, que anuncian las procesiones a los turistas del mundo, como algo interesante, como una atracción, como un espectáculo, cuando la Asociación Leonesa de Caridad, aquí, en esta plaza de Puerta Obispo demuestra lo poco atendemos los cofrades, al amor por los demás.


Y en la búsqueda de la Esperanza, ha de continuar esta ronda.


NOTA. Web de la Asociación Leonesa de Caridad. http://www.asleca.org/

martes, 6 de diciembre de 2016

Inmaculada Concepción de la Plaza Mayor de León. Texto preparado y leído por Rafael Menéndez en la Exaltación Mariana con motivo de la Presentación de la Banda de Cornetas y Tambores Nuestra Señora de la Soledad de León.


León, 12 de noviembre de 2016

Virgen Inmaculada Concepción de la Plaza Mayor de León. 

Presentación de la banda de cornetas y tambores Nuestra Señora de la Soledad. 

Por Rafael Menéndez Pérez
Virgen Inmaculada en la hornacina de la Plaza Mayor de León. Foto G. Márquez
Misericordia, Dios mío, por tu bondad,
por tu inmensa compasión borra mi culpa,
lava del todo mi delito,
limpia mi pecado.
Pues yo reconozco mi culpa,
tengo siempre presente mi pecado.

Pues soy consciente de la herencia recibida,
en carne pecadora,
que implora tu salvación,
tu divina aspersión.

Que sea tu Bendita Madre
quien sostenga el hisopo,
que sea, pues, la mano limpia de todo pecado
la que me muestre el camino hacia Ti
y redima mis culpas.

Tú, Madre, que eres un Camino de Esperanza
hacia la Piedad de tu Hijo.


Tú, Madre, que por el Milagro de tu pura y limpia Concepción
nos haces sentir el Gran Poder de tu Divina Gracia.


Tú, Madre, que a pesar del mérito de tus Angustias
nos cubres con tu manto de Piedad,
y haces tuyas nuestras Lágrimas
en los momentos de Soledad.

Tú, Madre, infundidora de Paz,
Reina de la Amargura ante el altar,
buscando al Cordero, perdido y hallado,
y después sacrificado
en esa Vera Cruz ante la que también te encontramos.

Tú, Madre, de Misericordia,
y de Pasión redentora,
que en el misterio de tu Piedad
no puedo dejarte a solas,
pues la Dulzura de tu Nombre
y que eres de los Reyes, Señora,
hace que te vea como Madre Dolorosa.

Tú, Madre, Pozo de agua bautismal,
pues fuiste concebida sin pecado original,
muéstranos después de este destierro terrenal
al Hijo que Gabriel te anunció llegar
por obra del Espíritu celestial,
tercera persona en una misma deidad.

Tú, Madre, Mujer vestida de Sol,
que con Piedad me miras en tu Mayor Dolor,
bajo palio de estrellas en la negra oscuridad,
Siete Palabras escucharás
y de su Agonía, Señora, brotará tu Soledad.

Tú, Madre, que eres Consolación en tu propio Desconsuelo,
Soledad de Soledades vestida de duelo,
espadaña de la armadura de San Martín
señalando siempre hacia el futuro Reino.

Tú, Madre, Camino de Luz,
a quien siempre busco entre la multitud,
si bien solo tengo que la vista alzar
para verte cual paloma blanca revolotear
entre miseria y espanto,
pobreza y llanto,
haciendo que despierte la primavera
por donde pasa tu manto.

Pues Tú, Madre, serás llamada Soledad,
pero sola nunca estás,
pues mientras haya un papón
que sueñe con hacerte caminar,
con el día en que su Cruz en horqueta se convertirá,
te aseguro, Señora,
que sola nunca estarás.

He aquí mi oración,
mi humilde exaltación,
ahora son tus Hijos, María,
músicos de corazón,
quienes te recen por este León,

con sones de Requiem
por quienes ángeles nuestros ya son,
(como son las abuelas de dos componentes de esta formación, Julio y Jorge)
al sonido de una corneta
y el rufar de un tambor.


Rafael Menéndez. 12 de noviembre de 2016

sábado, 26 de noviembre de 2016

Nuestra Señora del Rosario y la Quinta Angustia de la Virgen María. Texto preparado y leído por Gonzalo Márquez en la Exaltación Mariana con motivo de la Presentación de la Banda de Cornetas y Tambores Nuestra Señora de la Soledad de León.

León, 12 de noviembre de 2016. 

Nuestra Señora del Rosario y la Quinta Angustia de la Virgen María. (Crucifixión y Muerte de Cristo. Jn. 19, 17-30) Iglesia parroquial de Santa Marina de León.

Por Gonzalo Márquez García.


Alocución dedicada al profesor Fernando Llamazares Rodriguez

En esta Exaltación de la devoción por la Madre de Dios en la ciudad de León, aqui, en la iglesia de Santa Marina, antigua de San Miguel y los Ángeles del colegio de los jesuitas, muestra hoy en su interior una de las mayores joyas de la escultura renacentista en España. 

Nuestra Señora del Rosario. Juan de Juni. Iglesia de Santa Marina. León. Foto. G. Márquez.
La excepcional Virgen del Rosario, reposa en la hornacina central del retablo del altar mayor de esta iglesia, donde se representa en sus cuadros, algunos de los misterios de la Cruz, pues procede del cercano cenobio de franciscanas descalzas de la orden de Santa Clara, las populares Clarisas que habitan el convento, precisamente, de la Santa Cruz.

Esta representación de la Virgen María con el niño Dios, acompañado de Juan el Bautista, fue creada por el maestro escultor Juan de Juni entre 1543 y 1549 por encargo de la Condesa de Luna, Catalina de Pimentel, con destino a ser la imagen titular y devocional de la cofradía de Nuestra Señora del Rosario, que se encontró instituida en el antiguo convento de Santo Domingo de nuestra ciudad, y por ello es conocida como Virgen del Rosario.

Ante Ella nos encontramos acompañando a la banda de Cornetas y Tambores de Nuestra Señora de la Soledad el día de su presentación pública en esta Exaltación Mariana en la ciudad de Léon, para reconocerla como una de nuestras madres leonesas destacadas, si bien, es cierto que algo olvidada.

El olvido es un hecho que nos acompaña constantemente, en la historia y en nuestra vida cotidiana. Los historiadores siempre han tratado de traernos al presente situaciones pasadas y recordarnos el porque de algunas cosas, contarnos cuando y como se produjeron, el momento en que aparece una obra de arte, quien la hizo, con que fin, y que valor tiene. El olvido, hace, incluso, que olvidemos a quienes han tratado de transmitirnos estos conocimientos, y yo hoy, aquí, en esta iglesia de Santa Marina, quiero burlar el olvido, y traeros al presente un nombre que tuvo a esta iglesia como su casa, que hizo el inventario artísctico de la misma, que recuperó del olvido el arte de este lugar y de la tierra de León, que fue profesor de Historia del Arte, que nos abandonó hace más de un año, que se llamaba Fernando, y de apellidos respondía por Llamazares Rodriguez, y que, además, fue un enamorado declarado de la Virgen del Rosario de Santa Marina.

Y por ello, quiero dedicar mi intervención a su memoria, y sacarle del olvido reciente al contaros, con algunas de sus palabras, lo maravillosa que es la Madre de Dios del Rosario que Juan de Juni dejó en esta ciudad de Léon.

Así que, con el permiso de los componentes de la banda de cornetas y tambores de Nuestra Señora de la Soledad, y de todos ustedes, me atrevo a decir: 

¡Va por tí, Fernando!

El profesor Llamazares mostró su interés y admiración por la Virgen del Rosario de Santa Marina desde hace mucho, publicando ya en 1977, en la revista Tierras de León, un trabajo sobre dicha imagen. Sobre ella, dijo que es una nueva creación y que no tuvo repercusiones iconográficas más que en tierras leonesas y su periferia. 

Ya apuntaba Fernando lo excepcional que es, y señaló que:

"La Virgen estaba concebida a modo de matrona romana, sentada sobre un gran sillón. apoyando sus pies en un gran cojin con representaciones anamórficas en las borlas; figurada como nueva Eva es nudo entre el Antiguo y Nuevo testamento, a un lado, San Juan niño en pie, como último de los profetas, sobre su regazo, el Mesías; las manos izquierdas de los niños se entrelazan, mientras ella ase maternalmente a su hijo. Este triple juego de manos acentúa la unión ante el destino. 

Como elemento unificador y aglutinante de todo el grupo, La Cruz, que San Juan niño presenta en tierno enredo a Jesús; su rostro dicotómicamente va desde la alegría total al sufrimiento absoluto; es alegría por la salvación del hombre, y dolor ante el sufrimiento del Gólgota. El rostro de María está en profunda meditación ante la lectura que ha efectuado en el libro sagrado, que porta en su mano derecha, inundado de pena, es rasgado por una suave sonrisa, el sentimiento que la anima no puede ser otro que como una madre que aceptó ser de Dios, misterio del cual emararán todos los demás, tendrá su viernes de dolor y la esperanza de la resurreción, y por esta aceptación como made de dolor y de alegría podemos interpretar su pensamiento que no puede ser otro que el que leemos en el libro, "me diran, bienaventurada todas las generaciones".

Juni, en la Virgen del Rosario ha logrado una verdadera síntesis del sentir mariano, y el pueblo y sus cofrades, así lo interpretaron".

Es, según dijo Fernando Llamazares, en su última publicación, La Guía Artística de León, "una magistral creación de Juan de Juni", "una de las obras más excelsas del Renacimiento español en temas Marianos", aunque, ya en 1977 señaló, que "la gran altura a la que ha sido colocada impide disfrutar de su goce estético".

La descripción que el profesor Llamazares nos dejó de la Virgen del Rosario que hoy admiramos, nos proporciona las claves para enlazar esta representación tan tierna de la vida del Mejor de los Nacidos, a la vera de su Santa Madre, y jugando con juanin, el futuro bautista, con la propia muerte del Señor en la Cruz, con la quinta Angustia de Nuestra Señora, con el quinto de sus Siete Dolores, con la Crucifixión y muerte en la Cruz del Señor. 

Y es que el nexo es precisamente el ofrecimiento de la Cruz redentora que el niño Juan le hace al niño Dios, que es sostenido por su Madre, mientras ella lee los textos sagrados, las profecias que anuncian la llegada del Salvador.

Esta Madre de Dios del Rosario es gloria y angustia, es el presagio de los dolores de Nuestra Señora y a la vez, una mujer con un profundo sentimento maternal.

Contrasta la sonriente Virgen del Rosario, con la madre que sostiene el cadaver de su hijo en el retablo lateral derecho de esta iglesia. No quiero olvidarme de Ella tampoco, y rescato del olvido, tambíen, a la Piedad de las Ánimas del Santo Malvar, la del antiguo hospital de San Antonio, que hoy aquí tiene su casa con sus cofrades, los que anteriormente a nuestra presencia, han celebrado la misa de difuntos de su hermandad, la mía también.

Si la Piedad de la que os hablo es la Madre de las Almas de León, la Virgen del Rosario debería ser la Madre protectora de las madres, la Virgen de la Caridad leonesa, Nuestra Madre del Amparo. Debiera ser admirada por su ternura, tener devotos a cientos, y reconocida por ello por sus fieles leoneses, los que aqui hoy estamos con la banda de Nuestra Señora de la Soledad, que quieren traeros ahora la evocación del Señor en la Cruz, a quien su madre vió expirar y que le provocó su Quinto dolor.

Puedo decirles que nuestros antepasados quisieron dejarnos testimonio del arte del mejor renacimiento con la Virgen del Rosario de Juan de Juni, y esta nueva formación musical, desea interpretar los sones de una marcha del repertorio de la Sevillana banda de Presentación al Pueblo de Dos hermanas, dedicada a un crucificado que es cumbre del arte barroco español, el Santísimo Cristo de la Expiración, conocido como "El Cachorro", y con la que hoy en su presencia aquí en Santa Marina, quieren agasajar a nuestra leonesa, Madre de Dios del Rosario. 

Para ti, Madre, "Sentimiento Gitano".




domingo, 20 de noviembre de 2016

Convento de Nuestra Señora de la Concepción. Texto preparado y leído por Xuasús González en la Exaltación Mariana con motivo de la Presentación de la Banda de Cornetas y Tambores Nuestra Señora de la Soledad de León.

Alocución de Xuasús González durante la Exaltación Mariana con motivo de la presentación de la Banda de Cornetas y tambores Nuestra Señora de la Soledad.

León, 12 de noviembre de 2016
 
Plaza de las Concepcionistas
Xuasús González 

Nos pongamos como nos pongamos, esto es León y hay cosas que son inevitables. Y la lluvia se ha vuelto a convertir esta tarde en inoportuna protagonista, posponiendo la presentación pública de la banda de la Soledad durante un par de horas, y trasladándola de la calle al interior de esta iglesia de Santa Marina la Real.
Pero –ni que decir tiene– hace falta mucho más que agua para arruinar esta tarde de música cofrade… 

***

Rincones con ‘sabor’ a Semana Santa los hay, y muchos, en esta ciudad. Y las Concepcionistas es uno de ellos. Unas Concepcionistas que, por cierto, ya han recibido un ramo de flores –azules y blancas, claro– en recuerdo de esta jornada.
 
Inmaculada de la hornacina sobre la puersta del convento de Nuestra Señora de la Concepción de León. Foto G. Márquez.Si hablamos de procesiones, por delante pasan unas cuantas: La Morenica, el Viernes de Dolores; Jesús Sacramentado, el Sábado de Pasión; la Redención, el Domingo de Ramos; La Pasión y las Llagas el Lunes; el Perdón y el Dolor de Nuestra Madre, el Martes; el Silencio, la Amargura y el Viacrucis de las Siete Palabras, el Miércoles; la Bienaventuranza y María, el Jueves; los Pasos –este es uno de los “cuatro conventos”– y el Entierro –tanto en años pares como impares–, el Viernes; y el Sepulcro –entrega del fuego incluida–, el Sábado.
 
Vamos, que –quieran o no– las monjas viven la Semana Santa muy de cerca. Es más, el Sepulcro no tiene allí su sede canónica, pero casi…: celebra su misa de admisión de hermanos, acompaña a la comunidad en sus cultos principales…
 
Leonor de Quiñones y Enríquez, hija de los primeros condes de Luna, fundó en 1516 –se cumplen justo este año cinco siglos– el convento de las Concepcionistas. Y es que en León, la defensa de la Inmaculada Concepción de María –no será dogma de fe hasta que Pío IX lo proclame en 1854– es bien temprana. 

También en el templo se encuentran las imágenes del Sepulcro: el Hombre Nuevo, al que le rezan las monjas de forma privada; y el Cristo Esperanza de la Vida y la Virgen de la Luz, estos sí expuestos al culto público. También al culto está la Virgen de la Amargura de Minerva, y el Cristo de la Cruz Quemada, que llegó aquí procedente del Monasterio de San Claudio, al que el Sepulcro le reza un viacrucis, que fue procesionado por Minerva en los primerísimos años de la Postguerra, y que no anduvo muy lejos de ser el Titular de la Redención.
 
Pero, en lo cofrade, en este entorno no acaba aquí la cosa. Dudo mucho, por ejemplo, que alguno de nosotros que no haya tomado siquiera una limonada en cualquiera de los bares próximos. Entre procesión y procesión, o en Cuaresma, o cuando sea… Eso también es –faltaría más– Semana Santa.
 
Pero hoy toca hablar de música. De cómo un grupo de más de ochenta personas se reunía el pasado 18 de abril con la idea de convertir un sueño en realidad; una realidad que empezaba a tomar forma, justo al día siguiente, en el colegio Luis Vives.
 
Era el primer ensayo de la banda de la Soledad que en estos momentos se está presentando en León; una formación nueva pero con una dilatada experiencia en la música cofrade. Y es que a la gran mayoría de sus componentes, que procedían de Minerva, se han unido alrededor de una treintena de músicos más que, en muchos casos, habían dedicado ya un montón de horas a los pentagramas…
 
Y aquí está el resultado: una banda que forman alrededor de ochenta y cinco componentes –con Jorge Llamazares, su director, a la cabeza–, y que suena probablemente de forma muy diferente a lo esperado. Nace, eso sí, con los pies en el suelo, y le queda mucho camino por recorrer. Y cuenta con un repertorio que, no por haber sido ya escuchado durante años, deja de ser sugerente…
 
Buena muestra de ello es la marcha que la formación musical ha elegido para ofrecer a la Virgen, representada por la pequeña imagen que se encuentra sobre la puerta del convento de las Concepcionistas. 
 
Soledad de San Pablo es una de las marchas clásicas por excelencia, que Pascual Zueco Ramos –nacido en la localidad zaragozana de Tarazona, aunque malagueño de adopción– introdujo en 1949 en la legendaria banda de cornetas y tambores de los Bomberos de Málaga. Es una versión una pieza suya compuesta diez años atrás para órgano, y dedicada a la Virgen de la Soledad de la parroquia de San Pablo de Zaragoza, en donde se había casado poco antes. 
 
Con esta marcha, la banda de la Soledad quiere convertir su música en oración para hacer más ‘llevaderos’, en lo posible, los dolores de la Virgen. De los siete, rememoramos ahora especialmente el segundo de ellos, la persecución de Herodes y la huida a Egipto: 
 
¡Oh Virgen querida!, quiero acompañarte en las fatigas, trabajos y sobresaltos que sufriste al huir a Egipto en compañía de San José para poner a salvo la vida del Niño Dios.
 
Fachada del convento de Nuestra Señora de la Concepción de León. Foto G. Márquez.

martes, 18 de octubre de 2016

Entrevista a Pablo Lanchares. Joven escultor e imaginero leonés contaller en Sevilla.

Aprovechando la próxima presentación de una nueva obra en León de Pablo Lanchares, desde el Blog El Seise publicamos una entrevista con su autor para acercarnos más a su perfil humano y creador.


Pablo Lanchares en su taller en Sevilla. http://pablolanchares.blogspot.com.es/
  • ¿Imaginero o escultor?

Es una pregunta muy divertida de responder, digamos que en cuanto a la parte intelectual hay parte de escultor, en los volúmenes, la espacialidad, la anatomía, etc, y principalmente en el planteamiento de cualquier obra, pero es necesario una técnica muy concreta que tiene que ver con el oficio, la cual se adquiere de un maestro y continuando una tradición, ahí entra la parte de imaginero. Yo creo que aquí pondría las diferencias y se tienen que complementar entre ellas. Por lo tanto un poquito de cada.


  • ¿Tiene sentido ser imaginero en el occidente actual del siglo XXI?

En todo occidente no, en España en concreto si. La demanda actual de escultura religiosa es bastante alta. Sin poder acercarnos ni de cerca a la producción de siglos como el XVI o XVIII pero aun así la cultura y la tradición de la Semana Santa y las cofradías forman parte de la vida de mucha gente en la actualidad y por supuesto que habiendo esa demanda queda abierta una vía para la nueva creación de imágenes. Puesto que, en nuestro en tiempo, están muy presentes y activas las cofradías, en consecuencia el arte se hace eco de ello.


    Niño Dios. Pablo Lanchares. 2015. http://pablolanchares.blogspot.com.es/
  • ¿Cual es la virtud por la que unos trozos de madera ensamblados y un aparejo pintado se convierte en la imagen del Hijo de Dios?

A mi entender, el mero hecho de que la imagen este representando algo sagrado y forme parte así de la iconografía de un discurso religioso, ya se merece ese respeto, y es que el icono de un cristo o una virgen es algo relativamente fácil, la dificultad viene cuando esa imagen sublima a un espectador, cuando además se liga a unos cánones académicos de representación escultórica y es capaz de trascender en el tiempo. Esa virtud se encuentra en el planteamiento de la escultura y en la medida que se alejan de una estética que se asocia más a un muñeco o a algo torpemente resuelto y adquieren naturalismo y armonía.


  • ¿Que crees que busca la gente cuando mira una imagen?

Yo al menos, cuando contemplo una obra, busco escultura, busco estética y busco terminaciones, supongo que por deformación profesional. La gente... Pues puede que algo parecido, buscan una verdad, buscan una imagen ligada a las demás imágenes que le preceden, buscan belleza, armonía, complejidad técnica en algunos casos, realismo, no se, es difícil.

  • ¿Que busca el escultor al hacer una imagen?

En mi caso convencer, algo tan sencillo y tan complejo.

  • ¿Para que es una imagen?
Pues me he encontrado de todo, desde la colección, la contemplación, las devociones particulares, para formar parte de la devoción de un grupo de personas, para cubrir un pasaje concreto de la pasión en una procesión... Eso hablando de para que se hacen, o para que las hacemos, obviando por supuesto cual es el fin dogmático para el que deberían hacerse.

  • ¿Entiendes los pasos de Semana Santa como un conjunto de imágenes que las cofradías sacan una vez al año?

En algunas ocasiones si, pero verás Gonzalo, desde mi punto de vista, la sociedad contemporánea ha permitido que, pese al abandono de las practicas y en gran medida de las creencias religiosas, la Semana Santa siga viva y con actividad y participación, quizá la pregunta debería ser como hemos llegado a que los pasos sean únicamente para salir una vez al año. Yo en mi formación de escultor me cuesta responder a esto, pero creo que cada vez menos son únicamente para un solo día en Semana Santa y aun tenemos que descubrir muchas vías a través de las cuales darle uso a nuestro patrimonio, ya sea a través del culto en capillas o templos, de la exposición de figuras secundarias o cualquiera que sea la forma de que no sean una inversión destinada a una única procesión, en consecuencia cambiaria la forma de pensar y en muchos casos se actuaria de otro modo, teniendo como consecuencia un patrimonio de mayor calidad artística.


  • ¿Piensas que guardando todo el año los pasos que representan en Semana Santa la Pasión y Muerte del Salvador y a la Madre de Dios, no se parecen las cofradías a las asociaciones que guardan las carrozas de carnaval o de la cabalgata de San Juan y San Pedro?

Pues salvando las distancias, creo que lo único que comparten es el rendimiento, por lo mismo que he comentado antes. Es obvio que el nivel artístico que tiene el patrimonio escultórico de las cofradías es mucho más alto y tenemos que ser conscientes de ello.

Pablo Lanchares en su taller en Sevilla. http://pablolanchares.blogspot.com.es/
  • Si tuvieras que elegir un momento histórico para trabajar, ¿cual seria?

El Renacimiento sin duda alguna.


  • Y, ¿en que lugar?

En Roma, en Alemania, en España... pero sobre todo en Florencia.

  • Alguien a quien te hubiera gustado conocer.

A Miguel Ángel, siempre me ha fascinado su absoluta dedicación por la escultura y por el conocimiento del cuerpo humano. Aunque las crónicas dicen que tenia un carácter muy difícil, siempre me ha inspirado mucha confianza en lo que el creía y lo que siempre defendió, desde la perspectiva tanto del pensamiento filosófico como de las artes en sí.


  • Tu obra de arte preferida y autor, para ti, fundamental.

La Piedad del Vaticano. Comienza a representar la muerte con naturalidad y dulzura, rompe la barrera con lo humano y trasciende el arte sí, busca la belleza y la destreza pero parece que no lo ha hecho una persona, simplemente genial.


  • ¿Porqué estudiaste Bellas Artes?

Pues siempre me llamo la atención la escultura, pero cuando tenian15 años tuve la fortuna de conocer a Charo Acera, quien me abrió el camino y me llevo de la mano hasta dejarme en la facultad de BBAA de Sevilla con una semilla que no para de crecer, ella lo llama el veneno de la escultura y ciertamente hoy corre por mis venas como un fuerte torrente. Sin haber conocido a esa persona seguramente no hubiera llegado hasta la facultad.


  • Dime un sueño artístico.

Superar a Miguel Ángel. Me has preguntado por un sueño y soñar es libre, (je je). Me gustaría hacer una escultura universal, lejos de cualquier controversia, ligada a la tradición pero ser capaz de aportar algo que trascienda en el tiempo y servir de inspiración para alguien.


  • ¿Que obra te hubiera gustado realizar?

El Cachorro de Sevilla, el Urinario de Duchamp, la Venus de Milo, Impresión del sol naciente de Monet...


  • ¿Que encargo te gustaría recibir?

Cualquiera que me de cierta libertad y la posibilidad de buscarme un nuevo reto. No tengo ninguna preferencia salvo una cosa, el tamaño, ahí si que he de decir que eme encuentro mas cómodo en tamaños grandes, aun así, disfruto con cada uno de los trabajos que llegan al taller y eso hace que cualquier encargo ponga en el todo mi esfuerzo.


  • ¿Alguien con cierta habilidad en modelado y gubia puede ser artista?

Alguien con cierta habilidad puede hacer una imagen o una escultura o un cuadro. El arte yo lo concibo como un termino muchísimo mas ambicioso que eso, parte de una necesidad interior de comunicar y va ligada a un discurso; en la medida que eso sublime al espectador estará mas cerca de el arte. Todos conocemos el caso de una vecina que va a clases de pintura y pinta un bodegón horrible, o bueno, puede ser precioso, pero se queda en una mera anécdota que no es capaz de sobrecoger el alma. Ni siquiera con la mejor de las destrezas, y esto es bajo mi opinión, es posible ser artista. Creo que entre líneas he contestado a la pregunta.


  • ¿Los creadores necesitan formación o les vale con su capacidad de creación?

Si hablamos de imaginería si es necesaria la formación, quizá en otro tipo de artes no es necesario, ( cítese Duchamp, quien era profesor de ingles). Y es necesaria por varios motivos, es necesaria la correcta aplicación de las técnicas, de la policromía, de el estucado, de los ensambles de la madera, etc., a parte de una ejecución académicamente correcta en cuanto a cuestiones de anatomía o proporciones y todo esto yo creo que se convierte en necesario por un único motivo, por que la imaginería sigue una línea unidireccional desde la edad media a la que nos vemos acogidos, y por que formamos parte de esa línea y tenemos que ser testigos de nuestro tiempo dejando, para los que vengan, nuestro gusto y nuestra aportación, por ese motivo entiendo que dentro de ese legado se investigue con materiales o terminaciones pero siempre dentro de unos cánones que están perfectamente establecidos.


  • Tu última obra.

Actualmente estoy terminando un Cristo Crucificado de pequeño formato y una Dolorosa de tamaño natural para una Basílica de la provincia de Barcelona cuya bendición cerrará el Año de la Misericordia.


María Santísima del Mayor Dolor en su Soledad. Pablo Lanchares. 2013. Cofradía Santo Cristo del Desenclavo. León. Foto. G. Márquez.
  • Tu primera obra.

La Virgen del Mayor Dolor de el Desenclavo.


  • ¿La harías diferente hoy?

Por supuesto, pero me gusta que me hagas esa pregunta. Los escultores o imagineros, estamos en una continua búsqueda de nosotros mismos, buscamos la madurez artística, buscamos una aristocracia en las imágenes que este por encima de algo hecho a mano, de algo mas psicológico o de mejores terminaciones, pero siempre estamos buscando. Lo que ocurre cuando ves tu primera obra es que piensas que tal cosa hoy no lo harías así, pero eso no quiere decir que te cause rechazo si no que encuentras en ella quien eras y en lo que te has convertido, tu obra es testigo mudo de tu evolución y es algo que no se puede negar. Es más, el día que yo no encuentre en mi obra esa evolución tendré un fuete conflicto interno.

Respondiendo a la pregunta, si la hiciera hoy, la haría diferente, pero me encanta pasarme por Renueva y que algo que parece que se ha independizado de la autoría me cuente quien fui yo.


  • ¿Puedes definir tu estilo?

No, está en continua evolución, lo que si parece que tengo claro es hacia donde pretendo llegar y lo que empiezan a tener en común las obras que yo creo que no son suficientes ni con la suficiente madurez como para hablar de estilo.


  • ¿Una ciudad para nacer?

León, para nacer, para crecer, para comer, para disfrutar y para reencontrarme con Ella.


    Sayón Judío. Pablo Lanchares. 2015. La Venerable Real y Muy Ilustre Cofradía del Santísimo Cristo de la Misericordia y María Santísima de los Dolores. Ferrol. http://pablolanchares.blogspot.com.es/
  • ¿Para vivir?

Cualquiera del mundo, seria feliz viviendo un mes en cada ciudad y conociendo gente y lugares diferentes. Pero he elegido Sevilla, que no está nada mal, principalmente por un motivo, por que aquí puedo desarrollarme como imaginero de otro modo, hay muchos profesionales relacionados en los cuales te apoyas y de los que aprendes, además de un ambiente artístico, en lo que a imaginería se refiere que te aporta muchísimo y de una forma abrumadora.


  • ¿Y para morir?

León. No hay duda


  • ¿Me quieres preguntar algo a mi?

Pues si. Después de lo que he dicho a cerca de como veo la Semana Santa en la sociedad contemporánea, el papel que juega en la vida de la gente y estos forman parte de las cofradías, haciendo de ellas nuestra verdad y teniendo en cuenta que tu trabajo como historiador nos ha revelado muchos datos de como eran las cofradías y la forma en la que se vivía la semana santa quiero hacerte una pregunta para conocer tu punto de vista a través de tu forma de pensar.

¿Encuentras sentido en recuperar ese pensamiento en nuestros días? ¿Es necesario adaptarlo o sólo conocerlo? ¿Para que mejorar la Semana Santa? ¿Si una imagen representa al Hijo de Dios, que necesidad tiene un creyente de que tenga mas o menos valor artístico o estético? 



  • ¿Eso es solo una pregunta? ¿Quieres añadir algo?

Muchas gracias por darme la oportunidad de expresarme con esta libertad.


Pablo Lanchares y Gonzalo Márquez